Respecto a la nota "Sobre las quemas en las islas del Paraná"

Respecto a la nota Sobre las quemas en las islas del Paraná. Parar la catástrofe ambiental y avanzar en un proyecto territorial, por Roberto Monteverde, publicada en el número 188.

La quema invernal de los pastos duros esperando los rebrotes tiernos de primavera es una práctica ancestral de la ganadería informal. Siempre la hubo. El descontrolado incendio es el producto de mayor sequedad, no solo aquí, sino en Australia, California, Siberia y otras partes, donde el fuego se inicia por causas humanas pero también por la mayor incidencia de tormentas eléctricas más extremas. Son el cambio climático y las condiciones extremas los que los producen, rompiendo un equilibrio de centurias. Es un error atribuir estos desastres a la malicia de los propietarios, que no creo mayor ni menor que en los años o décadas anteriores. Lo que hay que denunciar es Vaca Muerta, y las emisiones descontroladas de CO2 de combustibles fósiles que están incrementando la temperatura del planeta en unos ya seguros 3 grados.

Fernando Diez, Buenos Aires

 

menu
menu