Terquedad de la universidad pública

Una mirada arrabalera a Buenos Aires.

En la elección presidencial de 2015 en Argentina, los tres candidatos más votados (y obviamente, los dos de ellos que disputaron la segunda vuelta) fueron egresados, en algunos casos en fecha reciente, de universidades privadas. El candidato ganador resultó así el primer presidente argentino no egresado de una universidad pública nacional. Puede verse en este detalle, que no considero anecdótico, otra manifestación de la crisis de lo público de la cual hablo en mi anterior Terquedad de la escuela pública, en este mismo número.

Al momento de escribir esto, las 57 universidades públicas nacionales argentinas se encuentran en situación de huelga docente. Las propuestas oficiales de aumento salarial no alcanzan a cubrir el deterioro inflacionario ya producido en el año. La proporción de recursos aportados por el presupuesto nacional al sistema universitario con respecto al PBI se redujo durante el actual gobierno hasta un 1%, respecto al 1,32% en su inicio (con una baja del 23% solo en 2016). Mientras tanto, el componente Ciencia y Técnica en el presupuesto nacional fue el 1,53% en el año 2016, el 1,4% en el 2017 y se redujo al 1,27% en el 2018.

La universidad pública argentina, que en este año ha celebrado el centenario de la Reforma Universitaria de 1918 en Córdoba, es fuente de conocimiento, pensamiento y movilidad social ascendente, esencia de lo que constituye a Argentina en una nación con futuro.

El conocimiento es considerado como la materia prima del desarrollo económico en el siglo XXI. Por mencionar solamente las cuestiones urbanas y territoriales que interesan a esta revista, es esencial para la Argentina construir, difundir y aplicar el conocimiento sobre, por ejemplo, los límites entre urbanización, ruralidad y naturaleza, la prevención y tratamiento de riesgos ambientales, las tecnologías adecuadas para la producción de infraestructuras, los mecanismos económicos, legales y sociales para la satisfacción del derecho al suelo y a la vivienda, etc. Es impensable esa construcción sin el aporte primordial de la universidad pública.

El pensamiento crítico, denostado por algún pintoresco asesor, es sin embargo esencial para el funcionamiento de una democracia y la vigencia de los derechos ciudadanos. Y aun con mucho para mejorar y contra lo que habitualmente se piensa (como por ejemplo unas recientes y desafortunadas declaraciones de la gobernadora bonaerense) un amplio sector de menores ingresos accede a la educación universitaria gracias a su carácter público y gratuito. La gratuidad, que está en la esencia de la masividad y de su impacto inclusivo, ha sido motivo en países cercanos de reclamos políticos que movilizaron a millones de jóvenes y redefinieron los escenarios políticos.

En fin, los problemas de la universidad pública, que los hay, se curan con más conocimiento, con más pensamiento crítico y con más movilidad social ascendente. Se solucionan con más democracia, como la democracia misma.

Las masivas movilizaciones de toda la comunidad universitaria (vergonzosamente ocultadas por los medios informativos) demuestran la preocupación de docentes, estudiantes, graduados y no docentes de todas las carreras y de todas las orientaciones políticas, aun las más afines al gobierno nacional. Es necesario que esas voces sean escuchadas y que se considere a la universidad pública argentina como objeto de las tan reclamadas políticas de Estado.

MLT

Ver también en este número la Terquedad de la escuela pública.

Ver las Terquedades anteriores

 

 

Sobre el concepto de "hogar"

“Imaginemos juntos un futuro compartido para todos los pueblos de nuestro hogar común”.

Michael D. Higgins

Ciudades por la vivienda adecuada

Declaración municipalista de los gobiernos locales por el derecho a la vivienda y el derecho a la ciudad.

Ciudades por el derecho a la vivienda

Asentamientos populares, entre la regularización y la nada

Sobre el proyecto de Ley de regularización dominial de la vivienda familiar e integración socio-urbana en Argentina (I).

María Cristina Cravino

Un paso necesario hacia una sociedad más integrada

Sobre el proyecto de Ley de regularización dominial de la vivienda familiar e integración socio-urbana en Argentina (II).

Fabio Quetglas

Donde el bajo fondo se subleva

Lugares de mal vivir. Una historia cultural de los prostíbulos de Buenos Aires, 1875-1936.

David Dal Castello

Terquedad de la escuela pública

Una mirada arrabalera a Buenos Aires.

Mario L. Tercco

Parque Central Norte - Ciudad Abierta

Una propuesta para las playas ferroviarias de Alta Córdoba y B° Talleres.

Agencia Espacial y Estudio Estrategias

menu
menu