> Ediciones Anteriores:  
Título Subtítulo
> Número Revista:  
        
  > Año 11 / Número 122-123 / Diciembre 2012 - Enero 2013 > REVISTA DIGITAL
 
 
 
 

Curso “Gestión de la ciudad" (UOC) Versión
en modalidad semipresencial edición 2012

(+INFORMACIÓN)
Información general sobre
cursos de Gestión de la Ciudad – UOC

 > SUMARIO
Mensajes al café
 

Los lectores/as enviaron estos mensajes a cartas@cafedelasciudades.com.ar

(los mensajes para la columna de Mario L. Tercco se envían desde Terquedades)

 

La Vuelta…

"Alguien dijo una vez que yo me fui de mi barrio, pero ¿cuándo? ¡Si siempre estoy llegando!". San Lorenzo vuelve a Boedo, como Pichuco a su esquina.

Carmelo Ricot, Buenos Aires

---------------------- : ---------------------

 

¿Pero no era que se desvalorizaba el barrio?

Con la presencia de San Lorenzo en Avenida La Plata, anoche (N. de la R.: festejos del 1º de diciembre pasado) los comercios aledaños facturaron como no los deja el angurriento hipermercado francés. Además, se sintieron seguros con la presencia de policías y gendarmes.

Cuando te alejabas un poco de la concentración de gente, y caminabas por las calles aledañas al futuro predio (que sí, incluye un estadio multipropósito) te sorprendías por cómo el barrio cambiaba su paisaje. Y no sólo por ver mucha gente de noche en un sitio que hace 33 años no se la ve, sino por cómo los comercios se regocijaban de clientes que jamás tuvieron ni tendrán si no está ahí San Lorenzo.

Sabido es que esa zona, Boedo Sur, jamás creció inmobiliariamente tras la partida del Ciclón (la única construcción grande fue cuando estaba San Lorenzo, que son las torres de Inclan, por cierto una edificación mala para quienes conocen del rubro) ni tampoco comercialmente, porque sólo el hipermercado -que aniquiló a todos- tuvo su rédito, a costa de traer inseguridad en la zona y nulas inversiones para explotar el barrio.

Anoche, la heladería “Capri” de avenida La Plata y Balbastro, acostumbrado a la tranquilidad de la noche y la venta pasajera, no previó el fenómeno San Lorenzo y, únicamente su encargado se hizo cargo de la incensante demanda. Colas y colas de hinchas para tomar un helado. No es descabellado pensar que esta firma haya facturado lo mismo o más que alguna coqueta y de renombre de Belgrano, Palermo o Barrio Norte.

La pizzería lindante también era una locura de gente. La parrilla, frente a la sede de avenida La Plata, es común verla con pocos comensales durante la noche. Ayer hasta las mesas en las veredas y con gente esperando para comer eran postales que sorprendían hasta los propios mozos. Y ni hablar de los kioscos que, acostumbrados a las rejas por la reinante inseguridad de la zona, expendieron golosinas, bebidas y comestibles más que cualquier día.

Todos los comercios extendieron sus horarios habituales y pedían que no termine la noche. Pensar que algunos aún insisten en esa ridiculez de que un club social y deportivo, con un estadio, sería un problema para el barrio. Por eso barrio River es barato. Por eso cerca de las canchas de Ferro y Argentinos las propiedades están en liquidación. Los anti vueltas y operetas no pueden mentir ante la realidad. Aunque los más acérrimos dirán que la gente tomó mucho helado porque hacía calor. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

 

Mundo Azulgrana, Buenos Aires

 

---------------------- : ---------------------

Carta abierta

Hace más de 10 años, San Lorenzo de Almagro comenzó el camino de regreso al barrio de Boedo. En realidad, San Lorenzo, su gente, su alma, nunca se fue de allí, pero la falta de un espacio físico (un cuerpo) impidió desde 1979 una vida social plena del club en el barrio que lo vio nacer y al que contribuyó a dotar de identidad. El reconocimiento por parte de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires del daño provocado al club por la dictadura militar se tradujo en la Ley de Reparación Histórica de 2007, que devolvió al club los terrenos de Mármol y Salcedo y en la reciente Ley de Restitución Histórica que se sancionó el histórico 15 de Noviembre de 2012. Luego de una lucha de más de una década, San Lorenzo volverá a estar en Boedo en cuerpo y alma.

Sabemos que la transformación que se viene en el barrio puede generar inquietud y preocupación. Percibimos, por notas que leemos en medios masivos, que tales preocupaciones, naturales y comprensibles, están siendo exacerbadas por opinadores que o bien desconocen el tema o directamente están actuando como voceros de intereses económicos opuestos a la Vuelta a Boedo. Le sugerimos, con todo respeto, que mantenga la tranquilidad y que no permita que lo utilicen sectores a los que el barrio de Boedo y sus vecinos nunca le interesaron.

El fútbol como actividad humana genera posiciones variadas en las personas. El espectro abarca desde aquellos que lo viven con pasión hasta los que detestan tener el más mínimo contacto con él. Por lo tanto, es inevitable que algunos vecinos puedan no simpatizar con la Vuelta de San Lorenzo a Boedo. Pero lo que no es inevitable es que Ud. afecte su salud mental preocupándose por escenarios extremos que no van a ocurrir, guiándose por el tremendismo de algunos discursos. Lo invitamos a realizar un pronóstico racional, objetivo, sobre el futuro del barrio con la Vuelta de San Lorenzo.

Comenzando con lo "malo", quizás a usted le preocupe que 19 días del año, durante 5 horas, se organicen partidos de fútbol en su barrio. Se sabe que el fútbol trae bullicio en las calles. Este efecto se puede sentir en las inmediaciones de los estadios, pero a más de 200 metros queda muy reducido, esto es así en todos los estadios de la ciudad. Y los gritos durante el partido pueden ser amortiguados considerablemente por el diseño del estadio.
Con respecto al tema del estacionamiento y la congestión vehicular, un estadio en Avenida La Plata 1700 invita a dejar el auto lejos del estadio y llegar a él caminando. Esta es la conducta racional, dado que caminar es la forma más rápida de salir de un estadio. De esta forma, el efecto sobre el estacionamiento y el tránsito se reducirá al dispersarse en un radio de 10 cuadras a la redonda (o más). Y muchos sanlorencistas directamente prescindirán de usar el auto para llegar al estadio.

¿Le preocupa la violencia? Piense que, en primer lugar, el público sanlorencista es un público tranquilo. Trate de recordar episodios de violencia protagonizados en las calles por hinchas de San Lorenzo en la última década, verá lo difícil que le resulta. Y en segundo lugar, aunque nos pese, la tendencia creciente es hacia un fútbol sin visitantes.

Hoy en día, los visitantes son 500-1000 hinchas cuando se trata de equipos de provincias (casi la mitad de los equipos del torneo) y como mucho 3000 cuando se trata de equipos del área metropolitana. Llegan en micros, custodiados por la policía, asisten al partido y se retiran custodiados.

¿Le dicen que va a caer el valor de su propiedad? Esto no está demostrado por ningún estudio, al menos en Argentina. Veamos una comparación, basada en datos concretos: estudios académicos y relevamientos inmobiliarios muestran que la cercanía (400 metros o menos) a una estación de subte eleva el valor de las propiedades residenciales en 14%. Entonces, si un subte que se utiliza los 365 días del año eleva el valor de la propiedad en 14% (en promedio), ¿le parece lógico esperar una reducción significativa del valor de su propiedad por la cercanía de un estadio que se utiliza 19 días al año? (y esto olvidando que el estadio tendrá un club social a su alrededor).

Hay hechos que son irrefutables. En Buenos Aires, sectores de clase media (e incluso, media alta) viven alrededor de estadios de fútbol. Puede constatarse en el Barrio River, en los alrededores del club Vélez o de las canchas de Argentinos Juniors, All Boys y Ferrocarril Oeste (en este último caso, lujosas torres para un público ABC1 fueron construidas recientemente a 60 metros del estadio). Estas no son teorías ni suposiciones, son hechos comprobables. Y los alrededores de los estadios citados no solamente son demandados para usos residenciales sino también comerciales. Es decir que lo "malo", si bien no puede descartarse totalmente, queda bastante relativizado.

Ahora vayamos a lo bueno. Vayamos a lo que ocurrirá los restantes 346 días del año.

San Lorenzo construirá en Boedo un estadio que será el más moderno del país, de nivel internacional. Y alrededor del estadio se erigirá un complejo que transformará a la zona en un polo social, cultural y deportivo, con un microestadio y una sede ampliada (entre otras instalaciones), que disfrutarán los vecinos.

Además, la vuelta de San Lorenzo cambiará el perfil de la zona, aprovechando sus riquezas. Desde 2003 el turismo no ha parado de crecer en la ciudad de Buenos Aires. Entre las fortalezas principales de la ciudad se ubica su cultura, el tango y la fiesta del fútbol.

Boedo cuenta con cultura y tango pero le falta el fútbol.

Con la vuelta de San Lorenzo, Boedo se convertirá en una de las principales zonas turísticas de la ciudad. No es difícil imaginarlo.

El hipermercado que hoy ocupa el predio histórico de San Lorenzo absorbió casi la totalidad de la actividad comercial de los alrededores. Con el regreso del CASLA las propiedades cercanas al estadio serán solicitadas para usos comerciales, dado que la demanda sigue en la zona. Y a este efecto se sumará la necesidad de propiedades orientada a dar servicios a los concurrentes al club y a los turistas (bares, restaurantes, hoteles, etc.).

Por todo esto, es mucho más probable que las propiedades suban de valor, en vez de bajar.

Se mantendrá el perfil de barrio tranquilo, salvo tal vez en el entorno más inmediato del club, pero con un cambio que los vecinos disfrutarán: la mayor actividad en el barrio mejorará la seguridad en la zona. El regreso de San Lorenzo al barrio es una enorme oportunidad para Boedo de lograr las transformaciones que otras zonas de la ciudad consiguieron en las últimas décadas.

Y si usted, al comparar las ventajas y desventajas prefiere estar afuera del nuevo Boedo que se viene, no tendrá problemas en irse. No tema por caídas del valor de su propiedad que lo lleven a una venta desventajosa porque no ocurrirán, más bien lo contrario. Por supuesto, este no es el mejor momento para vender, con una caída de la actividad inmobiliaria en toda la ciudad. Creemos que si decide vender desaprovechará el aumento del valor de su propiedad que se producirá cuando la Vuelta de San Lorenzo vuelva a poner a Boedo en el mapa de la ciudad, pero es su decisión y llegado el momento no tendrá problemas en ejercerla.

La vida es lo suficientemente complicada como para agregarse preocupaciones por pronósticos apocalípticos alentados por sectores con intereses económicos opuestos a la Vuelta a Boedo. Preste atención cuando vea a personajes que no viven en la zona quejarse con vehemencia de los efectos del proyecto y buscar el apoyo vecinal, no les haga el juego a aquellos a los que nunca les importó Boedo y que sólo buscan revolver el río para obtener un rédito económico.

Quisimos decirle todo esto para tranquilizarlo, para que pueda evaluar la situación con objetividad, fuera del pánico que tratan de instalar algunas operaciones de prensa. Con todo respeto, le sugerimos que se informe antes de preocuparse o indignarse. Que se acerque a interiorizarse del tema con representantes del CASLA. Los cuervos amamos Boedo, porque es sinónimo de San Lorenzo (y viceversa). Y por eso, sépalo, San Lorenzo nunca emprenderá un proyecto que degrade al barrio de Boedo.

De Boedo Vengo, Buenos Aires

 

---------------------- : ---------------------

Y vienen por más

El barrio Cerro de las Rosas hasta hace algún tiempo representaba parte del patrimonio arquitectónico, paisajístico, urbanístico y ambiental de la ciudad de Córdoba.

Digo hasta hace algún tiempo porque en los últimos años esto se ha revertido.

Y esto, ¿es bueno o malo?

Digo que es malo aunque para el brutalismo urbano resulte sólo una mirada romántica poco atendible, casi superflua.

Al igual que Nueva Córdoba, hoy es la mejor expresión del ultraje que practica una fauna urbana sobre el desarrollo cultural que en algún momento alcanzó la ciudad de Córdoba. Fauna que se caracteriza por representar a la “ciudad de los negocios”, profundizar la mediocridad o claudicar ante el más leve ruido de las monedas.

Los autotitulados desarrolladores urbanos, 3 facultades de arquitectura, 3 universidades, cientos de investigadores, funcionarios que se proclaman políticos, instituciones profesionales y profesionales desde lo público y lo privado, constituyen esa depredadora fauna urbana que sin necesidad de aparearse se destaca por la llamativa facilidad con que se reproducen.

Si las normas vigentes caracterizan al Cerro de las Rosas como una “Zona de ubicación periférica, destinada a consolidarse con un uso residencial de baja densidad, con vivienda individual y/o agrupada. Actividades de servicio orientadas a la población barrial” (Ordenanza 8256 - Art. 53), ¿cómo nos explicamos este repentino efecto “cancha de paddle” que no mide consecuencias?

La razón primera: su plusvalía.

Plusvalía que el tiempo y cierta respetuosa ubicuidad conceptual de quienes fueron construyendo ese valor patrimonial.

En el presente, la evitable invasión de edificios relacionados con actividades de servicios (oficinas, consultorios, comercios, playas de estacionamiento y se comenta, un hotel), monoblocks reconvertidos con la inadecuada, por pretenciosa, expresión “casonas” y sedes de empresas, por caso CET (la timba provincial) conforman una nueva configuración urbana que se ha materializado aplicando una desmedida tarea de demolición que no mide consecuencias.

Dicha invasión, que se caracteriza por gozar de una llamativa facilidad para ser aprobada (algunas vecesdesde la falsedad ideológica o falsedad documental) por la Municipalidad, a pesar de violar normas que a simple vista quedan expuestas.

La segunda razón está relacionada con la primera.

Estas impensadas apariciones, carentes de toda calidad arquitectónica y especialmente en el desprecio al vecino y al entorno público y privado, tienen su desgraciado origen en la proliferación de countries, barrios cerrados y barrios abiertos que (no tan extrañamente) están cerrados y que representan una moral ciudadana que se nutre fundamentalmente de una imagen que la mayoría de ellos pretenden transmitir sin importar porqué y para qué.

Fragmentación urbana en la que sus mentores llevan al extremo prohibiendo (¿?) la localización dentro de su perímetro de cualquier tipo de actividad que no sea la de habitar. Desde las más elementales como abastecimiento diario (almacenes, farmacias, consultorios) hasta servicios que debe prestar el Estado (educación, atención médica, seguridad). Condición que ha penetrado hondo en ciudadanos que se proclaman “defensores de un estilo de vida” sin contemplar que su consigna sólo es posible a costa de la calidad de vida de los que viven fuera de sus murallas.

Es en este contexto que los servicios y equipamiento que demandan este “estilo de vida” necesitan localizarse en barrios como el Cerro de las Rosas. Conducta que promueven, inducen, medios como PuntoaPunto o Infonegocios.

Pero lo más grave no es lo que está sucediendo sino los conflictos que a futuro preanuncia este  aluvión edilicio.

Todos deberíamos saber que las decisiones que pretenden modificar determinadas situaciones urbanas, demandan estudios previos, seguimiento, evaluación y eventuales correcciones para no alentar resultados no deseados.

De lo contrario, recién transcurrido un tiempo medible en años, se pone en evidencia si dicha  alteración resultó positiva o no. Algunos de quienes desde la intendencia de Mestre (p) obviaron el seguimiento y (tarde ya) se ven en la necesidad de reconocer sus irreparables desaciertos.

Los que los siguieron fueron peores. Aquel ruido encantador los descalabró ética y moralmente.

Es por ello que de profundizarse el actual proceso, las consecuencias serán irreparables y de las más variadas especificidad y que en conjunto representarán una ensalada imposible de consumir.

Abstrayéndome de esa rotulada “mirada romántica”, sólo y a modo introductorio, sintéticamente me limitaré a dos consecuencias no pensadas y que tienen que ver con el agua de lluvia y la flora y fauna.

Según  se desprende de datos del 2007 publicados por la Municipalidad de Córdoba, en el Cerro de las Rosas  las superficies construidas dejaban libres el 70% del suelo natural.

Las normas vigentes que tienen su origen en la intendencia de Mestre (p) prevén de suelo natural o libre (Factor de Uso del Suelo) un 40%.

Hoy la otra fauna, la depredadora, hace uso extremo de esta opción del 40% libre pero que en la mayoría de los casos terminan desapareciendo porque se los cubre con una hermosa alfombra de hormigón. Al fetiche urbano, el auto, nunca hay que dejar de rendirle culto.

Y es así como comienza a manifestarse algo nuevo, impensado, imprevisto: el agua de lluvia, que al no encontrar un suelo absorbente suficiente inicia un recorrido desconocido, no trazado, que acumula volumen e ignora su nuevo destino y las consecuencias que a su paso puede dejar.

No hace mucho, una lluvia sorpresiva por volumen y época generó una inundación en sectores de la ciudad de Buenos Aires que los medios reflejaron ampliamente.

Una de las razones expuesta fue la continua y sistemática desaparición de suelo absorbente.

Advierto a vecinos de URCA y Bajo Palermo: no está lejano en el tiempo que cuando llueva copiosamente tengan que sufrir momentos no deseados. Sólo recuerden la experiencia de sus vecinos de Alto Verde y el regalo que les dejó el Dinosaurio mayor.

Este culto por el cemento de la fauna depredadora también aniquila la vegetación, especialmente árboles de variadas especies que estando presentes y en abundancia reducen la contaminación del aire, combaten el efecto invernadero, conservan energía, reducen los ruidos, aumentan la humedad relativa del aire, constituyen el hábitat de otros organismos, nos protegen de los rayos ultravioletas, reducen la velocidad del viento, califican el patrimonio paisajístico, nos proveen colores, flores, bellas formas y texturas y brindan sensación de bienestar.

Pero la depredación no sólo alcanza a los espacios privados. ¡En las veredas se colocan o reemplazan árboles por palmeras!

¿Ustedes se imaginan caminar una siesta bajo la sombra de las palmeras? ¿Un hornero en una palmera?

Las palmeras son otro fetiche que enriquece la imagen buscada y quizás terminan mimetizando estilos de vidas: en las palmeras encuentran su nido las ratas y las comadrejas.

Hoy es el turno del Cerro de las Rosas. La fauna depredadora ya tiene todo listo por hacer pié en otras playas. Por caso, Villa Belgrano.

El brutalismo de la mayoría del Concejo Delirante bajo la batuta del polímato concejal Bee Sellares ya comenzó a diagramar y poner en marcha el plan.

Pero esto será motivo de otra nota.

Arquímedes Federico, ciudadano y arquitecto, Córdoba. 

---------------------- : ---------------------

Alquileres, ¿viviendas inhabitables?

El derecho a la vivienda es un derecho humano básico incorporado en la Constitución argentina en 1994. Su contenido y alcance lo determinan los tratados internacionales de derechos humanos con jerarquía constitucional en el artículo 75 inc. 22, siendo el más relevante el Pacto Internacional de Derechos Económicos y Culturales en su Artículo 11 primer párrafo: Los Estados Parte en el presente Pacto reconocen el derecho de toda persona a un nivel adecuado de vida para sí y su familia, incluso alimentación, vestido y vivienda adecuados, y a una mejora continua de las condiciones de existencia.

Los estados están obligados, al menos, a proteger el “umbral mínimo” de obligaciones sin el cual el derecho no tendría razón de ser.  Y en este sentido, a adoptar  “todas las medidas adecuadas” y “hasta el máximo de los recursos disponibles” para satisfacer el derecho en cuestión, otorgando prioridad a los grupos más vulnerables y a los que tienen necesidades más urgentes. Esos principios a su vez se complementan con standards generales de derechos económicos, sociales y culturales que pueden ser aplicados para monitorear el cumplimiento del derecho a la vivienda. Al aprobar Argentina el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Civiles, se comprometió a armonizar la legislación, las políticas y la practica nacionales con sus obligaciones jurídicas internacionales vigentes.

Es función del Estado, entonces, promover el equilibrio posible entre intereses individuales y colectivos, ya que la lógica especulativa del mercado ve en la propiedad solamente un valor de cambio, es decir, solamente una mercancía, dejando de lado las cuestiones sociales y ambientales.

Es necesario que el Estado adopte en la formulación de las políticas de vivienda la concepción de la función social de la propiedad, donde el derecho de propiedad inmobiliaria deja de tener un contenido económico predeterminado -cuya medida sería dada por los intereses individuales del propietario- y pasa a tener un contenido económico a ser determinado por el poder público a través de normativa local, provincial o nacional, una vez considerados también los otros intereses sociales, ambientales y culturales respecto de la utilización del suelo y de los bienes inmobiliarios. Este nuevo marco conceptual contribuye a materializar  en forma efectiva el goce del derecho constitucional a la vivienda y a los servicios públicos domiciliarios.

El alquiler como forma de acceso a la vivienda.

Mientras que para las personas o familias que no poseen una vivienda esta es considerada como una “necesidad”, para los propietarios y las inmobiliarias que alquilan, una vivienda es considerada como un “negocio”.

En general las familias se encuentran en una situación de desprotección no solamente en la forma de contratación. También se verifica en el estado que se encuentran las viviendas que se ponen en el mercado de alquileres. Estas viviendas tienen el desgaste propio y a su vez  sufren la desactualización de las distintas normativas de servicios que hacen a la seguridad de los que las habitan: Viviendas que poseen calefones dentro de los baños o falta de disyuntores o llaves térmicas; vicios ocultos (cañerías de agua, filtraciones, etc.) Las reparaciones son un punto de discusión de quién se hace cargo de los gastos y como se debe solucionar dichos problemas sin que quede claro si es un problema de la vivienda o es el mal uso que se realiza por parte del que la habita.

De acuerdo al informe anual 2011 del Consejo Asesor para la Defensa de la Vivienda Única, Inquilinos y PYMES publicado por La Capital el 19/04/12, “…180 de las 337 consultas, se refieren a problemas vinculados a los alquileres de viviendas con destino familiar, entre los que sobresalen los edilicios, como vicios ocultos, filtraciones de agua, humedad y hasta falta de conexión de gas de la cual los inquilinos se enteran después de firmar el contrato, a través de la empresa que presta el servicio. "

Creemos que el alquiler como forma de acceso a la vivienda debe ser abordado como parte de una política habitacional por parte del Estado.

Una forma en que el Estado participe en la regulación a nivel municipal debería traducirse en acciones tendientes a mejorar las condiciones de las viviendas que se alquilan, exigiendo que cumplan:

-con lo establecido en el Reglamento de Edificación de la ciudad de Rosario

-con condiciones dignas de habitabilidad

- con las normas de seguridad que establecen las distintas empresas prestadoras de servicios. (EPE, Litoral Gas, ASSA, etc.)

El Servicio Público de la Vivienda podría realizar las inspecciones solicitadas por una o ambas partes, efectuando un informe administrativo que detallara las condiciones en que el inquilino recibe la propiedad o la restituye. Esta modalidad permitirá que un tercero realice un detalle del cumplimiento o no de los requerimientos. Si algunas de las partes se ven perjudicadas, podrían realizar el reclamo por vía judicial con este antecedente.

Como una extensión de las actuales facultades que ejerce el municipio respecto a las unidades habitacionales nuevas, creemos razonable exigir las misma condiciones de habitabilidad para una vivienda en alquiler.

Esto permitirá a los dueños de las propiedades un mantenimiento adecuado de su vivienda y por lo tanto la calidad de vida de quienes necesitan recurrir al alquiler para solucionar su problema de vivienda.

Comisión de “Suelo, Vivienda y Desarrollo Urbano”, Igualdad.Argentina, Centro de Estudios Universitarios, Políticos y Sociales, Rosario igualdad@igualdadargentina.com.ar 

---------------------- : ---------------------

Recuperar a Mario Soto

Estos últimos tiempos hemos avanzado en estudios del territorio bonaerense enfocando las relaciones entre las representaciones socialmente construidas del mismo en el transcurso del tiempo y el evasivo territorio real, este que habitamos en el aquí y ahora. Este trabajo, en la brecha entre territorios reales y percibidos, entre territorios visibles e invisibles, inevitablemente hace presente en el aquí y ahora la obra de Mario Soto. Su obra, desarrollada desde las décadas del `60 y `70, reclama una renovada atención.

Toda su obra, en los distintos escenarios donde operó (tucumanos, misioneros, bonaerenses), presupone una mirada sobre el territorio que reintegra al mismo su real complejidad. Para Soto, las distintas dimensiones sociales, productivas, ambientales y culturales de los entornos fiscos conforman una totalidad a descubrir y reformular que supera tanto  las  visiones normalizadas desde el hábito o desde los preconceptos formales. Su reconstrucción de la trama de relaciones implicada en cada locus, es siempre original, imaginativa y fuertemente pertinente.

Esta última cualidad es la piedra de toque de una activa modernidad critica, y en donde la formalidad resultante nunca es un a priori sino consecuencia y resultado de la adopción de sistemas tecnológicos y productivos abiertos. Pienso que en la actual confusión sobre las responsabilidades disciplinares, su obra marca una huella que es urgente retomar.

Luis Elio Caporossi, Bahía Blanca 

---------------------- : ---------------------

Lito Rosenfeld

En la madrugada del 18 de noviembre, en Mar del Plata,  falleció Elías Rosenfeld; el querido, respetado y admirado Lito, Investigador y Profesor Consulto de la FAU-UNLP, investigador principal del CONICET.

En la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata fundó y dirigió el Taller 2 de Arquitectura con Juan Molina y Vedia.

Fundó, impulsó con vehemencia e innovación y dirigió el Instituto de Investigaciones del Hábitat (IDEHAB) de la FAU, donde fue director de la unidad de investigaciones sobre Arquitectura, Energía y Ambiente. Junto a Olga Ravella fue confundador de la Maestría en Paisaje, Medio Ambiente y Ciudad.

Desde 2008 fue distinguido como profesor Consulto de esa Facultad.

 Abrió campos nuevos de investigación en Arquitectura y Urbanismo sustentable, contribuyó a formar grupos de investigadores inquisitivos, rigurosos y con una fuerte vocación por vincular la investigación científica con la mejora de las condiciones de vida de la población y la introducción de instrumentos innovativos en la gestión urbana.

Se (nos) fue un maestro, un referente, un ejemplo, un amigo.

Jorge L. Karol, La Plata 

---------------------- : ---------------------

La tercera ley de Newton establece que "Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria", pues bien, era de esperar que la adopción de la Ley generara reacciones como esta, la carta del diputado bonaerense Francisco De Narvaez al Gobernador Daniel Scioli, solicitando la objeción de la Ley.
Bien, este tipo de reacciones son normales en este tipo de procesos. En el caso colombiano, cuando se adoptó la Ley de Reforma Urbana (Ley 9 de 1989), fue acusado de inconstitucionalidad el 95% de su articulado, que posteriormente se encontró ajustado a la Constitución por parte de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia bajo la lógica de la "Prevalencia del Interés General Sobre el Particular" y "La Función Social de la Propiedad". En conclusión, este tipo de "reacciones" son síntomas positivos de que se avanza en el sentido correcto. También lo dijo el Quijote: "Ladran Sancho, señal que cabalgamos". Abrazos a todos.

Giovanni Pérez, Buenos Aires

---------------------- : --------------------- 

Quería preguntarles si habían analizado el tema de la ley para rezonificar las ex playas de Caballito, Liniers y Palermo. Creo haber escuchado que Jordi Borja escribió algo al respecto. Me gustaría conocerlo. Incluso qué punto de vista tienen. Leí la ley aprobada y me parece muy poco respetuosa de la necesidad de ofrecer espacios verdes (altamente deficientes en las tres zonas, aproximadamente 1.1 m2/hab) como de respeto al Plan Urbano Ambiental y tanto que se ha hecho para mejorar Buenos Aires. 

Me gustaría conocer la opinión del café de las ciudades en este tema. 

Patricia Cárcova, Buenos Aires 

---------------------- : ---------------------

Julio, Celeste, Río, Maga y Félix, Buenos Aires

---------------------- : ---------------------

Graciela Novoa, Buenos Aires

---------------------- : ---------------------

Estudio Caporossi, Bahía Blanca

---------------------- : ---------------------

Ford Bigerna, Buenos Aires

---------------------- : ---------------------

Fundación Ciudad, Buenos Aires

---------------------- : ---------------------

Plan Estratégico de Morón

---------------------- : ---------------------

Instituto de Gestión de Ciudades, Rosario

---------------------- : ---------------------

eFeQu arquitectura+diseño, Pérez, Santa Fe

---------------------- : ---------------------

Familia Scornik, Resistencia

---------------------- : ---------------------

Cecilia Coccato, Corrientes

---------------------- : ---------------------

Josep María Montaner y Zaida Muxí, Barcelona

---------------------- : ---------------------

Julio Putallaz, Resistencia 

---------------------- : ---------------------

Felicitaciones por estos 10 años de perseverancia y calidad sostenida en café de las ciudades. Un abrazo grande para "el que atiende", ¡y sigan siempre adelante!

Margarita Ariza, Bogotá 

---------------------- : ---------------------

Celebro los 10 años del café. Comparto el disfrute del café (el del boliche y el de la revista) y creo en las charlas de café. ¡Felicitaciones, y deseo muchos cafés más!

Laura San Román, Buenos Aires 

---------------------- : ---------------------

Mis mejores deseos de paz, prosperidad y felicidad para este año que inicia. Deseo agradecer la publicación que mantienen, ya que es una verdadera bocanada de aire fresco recibirla; valoro ese esfuerzo sostenido. 

Marcela Rodríguez, Comodoro Rivadavia   

---------------------- : ---------------------

Agradecemos los mensajes y el aliento de Agustín Arosteguy, Camila Costa, Revista EURE, Fundación Metropolitana, Carlos Gallino, Myriam Gomez Astudillo, Keimi Harada, Jorge Karol, Mario Marrafini, Metropolitana Rosario, Manuel Net, Ana María de Ortega, Raquel Rolnik, Enrique y Lucía Talentón, Claudia Terenghi y a todos los suscriptos en el mes de noviembre.

Con especial agradecimiento a la Subsecretaría de Planificación Territorial de la Inversión Pública, Universidad Torcuato Di Tella, Fabio Quetglas, Orlando Costa, Biblioteca CAPBA D.I, La Plata, Luis Grisolia, Rolo Macera, Alfredo Reta, Juan Duarte, Ezequiel Pinus, Liber Martin, Eduardo Zanatta, Laura Mullahy, José Antonio Artusi, Fernando Diaz Terreno, Hernán Petrelli, Beatriz Cuenya y María Eugenia Sbrocco.

Política, Planes y Economía de las Ciudades
De la ciudad a la región urbana
Una evolución inexorable I Por Carlos de Mattos

Es un hecho reconocido que desde las últimas décadas del siglo pasado la organización, el funcionamiento y la morfología urbanas han sido objeto de un conjunto de mutaciones estructurales, consecuencia de una metamorfosis urbana que ha alcanzado a las grandes urbes del mundo entero. En lo fundamental, se trata de un proceso desencadenado como parte de una nueva fase de modernización capitalista que se inició bajo el avance de la liberalización económica, la informacionalización y la globalización; con esta metamorfosis, se afirmaron y/o consolidaron algunos cambios que ya habían comenzado a mostrarse durante el auge del ciclo industrial-desarrollista, al mismo tiempo que se produjeron otros que son inherentes a este nuevo impulso modernizador. Frente a esta situación, estas notas tienen el propósito de presentar y desarrollar algunos elementos de juicio que buscan mostrar cómo y por qué, a partir de los cambios que caracterizan a esta nueva fase del desarrollo capitalista, comenzó a producirse una configuración urbana sustantivamente diferente a la ciudad industrial.

Ambiente
Doha o el fin de la inocencia
La cumbre climática 2013 y los acuerdos requeridos (que todo el mundo sabe que no se van a tomar) I Por José Luis Lezama

En Doha, donde tuvo lugar la cumbre climática COP 18, se cumplen 20 años de negociaciones, de esfuerzos por construir acuerdos que hagan posible una acción concertada para enfrentar lo que, a decir de los expertos, constituye la mayor amenaza para la seguridad planetaria: el cambio climático. Ha sido ésta una historia de entusiasmos, esperanzas y, sobre todo, de fracasos que, en la cumbre de Copenhague en el 2009, reunió todas las condiciones para decirle al mundo que había llegado el momento de concluir con esa suerte de edad de la inocencia que fue todo el proceso negociador anterior y de dar inicio a una nueva etapa regida más bien por el principio de realidad, aquel que se decide por la economía y la política y, que en Copenhague, encarnó en la férrea oposición de los bloques económicos, particularmente Estados Unidos y China, a contraer cualquier compromiso que amenazara su competitividad y el control que ejercen sobre los mercados internacionales.

Planes y Política de las ciudades
Características del Suelo Urbano en las Ciudades Argentinas
Datos disponibles, problemas y campos de acción I Por Thomas Hagedorn

El relevamiento clasifica el territorio de las jurisdicciones municipales en dos grandes categorías: suelo rural y suelo urbano. Para la categoría suelo urbano se diferencian áreas con cobertura de infraestructura completa y áreas con cobertura incompleta, tomando como servicios urbanos básicos: electricidad, red de agua potable, red cloacal y pavimento.
En promedio, las jurisdicciones municipales argentinas poseen un 58% de suelo rural y 42% de suelo urbano. Algunos municipios ubicados en las zonas centrales de las áreas metropolitanas poseen hasta el 100% de suelo urbano. El porcentaje de suelo urbano se acerca al 100% también en aquellos municipios en particular que pertenecen a provincias que delimitan sus jurisdicciones municipales según sean los límites de la zona urbana.

Ambiente, Proyectos y Cultura de las Ciudades
El Paisaje Cultural Cafetero de Colombia
Reflexiones sobre su sostenibilidad tras la inclusión en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO I Por Mercedes Cristina León Calderón

Existen casos de poblados en los que el café fue el motor agrícola del progreso, a pasar a ser poblaciones que se encuentran estancadas desde un punto de vista económico en la actualidad. Es el caso de municipios como el Líbano, en el Departamento del Tolima, que fue directamente beneficiado por la llegada de la bonanza cafetera, pero que en la actualidad se encuentra estancado en cuanto al desarrollo y la infraestructura urbana, construida desde esa época. Este comportamiento se ve plasmado en las transformaciones que tiene cada una de las poblaciones, caso que es muy recurrente al observar algunos poblados en el Eje Cafetero y Norte del Valle, pues es posible ver que tienen edificios y elementos de infraestructura urbana que no han tenido cambios desde mediados del siglo XX.

Movilidad de las Ciudades

Civilizar, recuperar y conectar
Hacia un sistema integrado de movilidad en la Región Metropolitana Norte de Buenos Aires I Por Celina Caporossi y Fernando Díaz Terreno (Estudio Estrategias)

Se contempla un cambio radical en el modelo de movilidad y desarrollo urbano. Su actual expresión está centrada en el automóvil privado, la segregación de actividades y población en el territorio, la competencia entre centralidades y espacios públicos y la fragmentación modal y/o territorial de los instrumentos que deberían orientar las políticas metropolitanas de transporte. Por ello se organiza una propuesta sobre tres conceptos-metas: CIVILIZAR la Autopista Panamericana, gran infraestructura vial y de transporte, poniendo en relación movilidad, nuevas centralidades y actividades urbanas. RECUPERAR y poner en valor el espacio ferroviario (líneas Mitre y Belgrano) y sus estaciones, en su articulación con los Centros Tradicionales. CONECTAR, creando un nuevo soporte conectivo integrado en base a un sistema de transporte multimodal.

Cultura y Política de las Ciudades
La “villa” de Buenos Aires
Génesis, construcciones y sentidos de un término I Por Eva Camelli y Valeria Snitcofsky

“La ciudad se le aparecía bajo diferentes imágenes pero todas amenazadoras. La sentía junto al rancherío como un gran nublado que amenaza tempestad, que en una sola de sus ráfagas podía dispersar todas las viviendas, o como un enorme elefante que con sólo mover una de sus patas aplasta un hormiguero. Pero podía dañarlos de otro modo, salir de allí era desvanecerse en la ciudad inmensa que tenía el poder de absorberlos y de digerirlos hasta hacerlos desaparecer.” Por otra parte, la misma dualidad se planteó en esta novela de Verbitsky pero a partir la percepción de un personaje proveniente de otros barrios de la ciudad. Teniendo en cuenta la imagen vigente en el sentido común de las clases medias urbanas, donde la villa es comparada con los antiguos campamentos indígenas, el autor escribió: “(…) lo imaginaba como una toldería levantada por gentes no menos feroces que los indios, cuyos rasgos exteriores en cierto modo les atribuía.”

POSICiones cordobesas
Después del apocalipsis…
¿Puede el arte cambiar el mundo? I Por Carola Inés Posic

Si nos permitimos legitimar la pregunta, superando la duda que produce toda generalización, ella en sí misma parece esconder el significado, la famosa diferencia  entre el ser y el devenir que ya discutieron Heráclito y Parménides se resuelve en este caso por su esencia, porque no tenemos dudas que el arte es parte esencial de nosotros, que transitamos este mundo y una época. Pero, ¿es el arte solo sistema? Relegado a su “nicho”, ¿es solo expresión cultural sin capacidad de accionar sobre los grandes temas? Estas preguntas, en gran parte por genuina curiosidad, se hicieron presentes en el devenir del año, visibilizadas por la contundente frase que la botella cibernética hizo llegar a mi computadora y que parecía decir: “otros nos preguntamos lo mismo y hemos tomado posición y creemos genuinamente que el arte cambia el mundo”. A modo de despedida del 2012, contrastante e intenso, van algunas reflexiones personales e inconclusas.

Planes de las ciudades
La Ordenanza de fraccionamiento de tierras de Río Ceballos
Un análisis crítico de la legislación argentina (XV) I Por Marcelo Corti

La Ordenanza Nº 1988/12, recientemente sancionada por la Municipalidad de Río Ceballos, Provincia de Córdoba, establece el marco normativo para toda ampliación o modificación del núcleo urbano. La localidad cordobesa, ubicada en las denominadas Sierras Chicas y otrora eminentemente turística, ha quedado incluida de hecho en la extensión metropolitana norte de la capital provincial. Como tal está sujeta a las tensiones propias de ese crecimiento y se ha convertido en un enclave residencial de sectores de ingresos medios y medios altos. La normativa sancionada apunta a promover la integración urbana y social, alentar la densificación en sectores consolidados y preservar las áreas de reserva hídrica. En esa línea se inscribe el artículo 5º de la Ordenanza, que en su muy comentado inciso a-2 prohíbe la localización de loteos privados y urbanizaciones cerradas en todo el radio municipal.

La mirada del flâneur
Próxima parada: Pelham
El tren del tiempo en Westchester, NY I Por Miriam Ventura

Su bistró de comida francés tiene fama internacional. Con casas religiosas, sinagogas e iglesias de distintas denominaciones, P-town es tal vez el único pueblo de Westchester que tiene una enorme iglesia comunitaria sin denominación que alberga a los fumadores, alcohólicos, pandilleros y drogadictos que desean rehabilitarse, a budistas sin practicismo, admiradores de Gandhi sin los conflictos de la India, artistas sin espacio para sus obras y discusiones, musulmanes y sin mezquita y judíos sin sinagoga. La iglesia está en la línea limítrofe con la ciudad de New Rochelle, la ciudad que alberga a cientos de inmigrantes mexicanos También cuenta con pequeños círculos y templos francmasones en lo que se entiende como el borderline con Mount Vernon, en las cercanía del Rio Hutchinson. P-town es la casa de tres escuelas intermedias, varias primarias y  la Escuela secundaria con el segundo mejor score de Nueva York y el primero de Westchester.

Terquedades
Terquedad del Plan que realmente existe
Una mirada arrabalera a Buenos Aires I Columna a cargo de Mario L. Tercco

En pocas semanas, las Legislaturas de la  Provincia y de la Ciudad de Buenos Aires respectivamente sancionaron una serie de leyes trascendentes para la evolución futura de la metrópolis: la Ley de Acceso Justo al Hábitat en el caso bonaerense, la batería acordada entre el PRO y el FPV y sus aliados para el uso y la norma de algunos de los predios más importantes y significativos de la ciudad, en el caso de la CABA. Estos nuevos instrumentos regulan las formas que adoptará el crecimiento de la Región Metropolitana en sus dos vertientes más definitorias, como son la extensión hacia la periferia en el conurbano y la renovación interior por grandes operaciones en la ciudad central. Esta coincidencia, como explicaré a continuación, es a mi juicio casual y no implica una estrategia unificada de los poderes políticos para el gobierno de la ciudad real. Pero a la vez (y siempre en mi opinión) las leyes sancionadas configuran un inesperado “corpus” normativo y de planificación para la aglomeración urbana más grande de la Argentina.

 
 

 

 

 


 

> ACERCA DE CAFÉ DE LAS CIUDADES

café de las ciudades es un lugar en la red para el encuentro de conocimientos, reflexiones y miradas sobre la ciudad. No es propiedad de ningún grupo, disciplina o profesión: cualquiera que tenga algo que decir puede sentarse a sus mesas, y hablar con los parroquianos. Amor por la ciudad (la propia, alguna en particular, o todas, según el gusto de cada uno), y tolerancia con las opiniones ajenas, son la única condición para entrar. Hay quien desconfía de las charlas de café: trataremos de demostrarle su error. Nuestro café está en cualquier lugar donde alguien lo quiera disfrutar, pero algunos datos ayudarán a encontrarlo. Estamos en una esquina, porque nos gustan los encuentros, y porque desde allí se mira mejor en todas las direcciones. Tenemos ventanas muy amplias para ver la vida en las calles, y no nos asustan sus conflictos. Es fácil llegar caminando a nuestro café, y por eso viene gente del centro y de todos los barrios (sí alguien prefiere un ambiente exclusivo, que se busque otro lugar). No faltaran datos sobre cafés amigos, porque nos gusta andar de bar en bar: ¿cómo pedirle a los parroquianos que se queden toda la noche en el nuestro? Esa es la única cadena a la que pertenece el café de las ciudades: la de todos los cafés únicos e irrepetibles, en cualquier esquina de cualquier ciudad.

Marca en trámite

Las notas firmadas no expresan necesariamente la opinión del editor.
Editor y Director: Marcelo Corti
Diseño: Laura I. Corti
Corresponsal en Córdoba: Carola Inés Posic
Corresponsal en Buenos Aires: Mario L. Tercco >

Al incluir un mecanismo de remoción, este material no puede considerarse spam.
Material protegido por la legislación autoral. Para su reproducción, consultar con el editor o con el autor en cada caso.
Copyright © 2002 - 2003 - 2004 - 2005
- 2006 - 2007 - 2008 - 2009 -2010 - 2011 café de las ciudades para todo el material producido para esta edición.